3 marzo, 2021
NOTICIAS DE INTERÉS

Un emprendimiento exitoso: La Trufa Negra

La pyme nacional “Trufas del Nuevo Mundo”, con la asistencia del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, INTI, comenzó a exportar este hongo comestible de gran prestigio en la gastronomía internacional, apodado “el diamante negro”, que llega a cotizar hasta 1500 euros el kilogramo en Europa.

El proyecto tiene base en un campo de cincuenta hectáreas, ubicado a escasos kilómetros del pueblo de Espartillar, en las inmediaciones de la Sierra de la Ventana. Su suelo dispone de un PH de calidad específica para el desarrollo de este cultivo.

Las primeras trufas fueron descubiertas por la perra Tina, el 4 de agosto de 2016.

Desde la coordinación del notable emprendimiento, se prevé para 2024, alcanzar una producción de dos mil kilos anuales, impulsando la expansión del mercado hacia los Estados Unidos de América y el Reino Unido.

Faustino Terradas-socio fundador de la empresa-señaló al respecto: “Cuando hicimos nuestra primera exportación, llovió toda la semana, pero nuestro equipo de cazadores, recolectores y perros, logró cosechar todas las trufas para hacer el envío”.

“Trufas del Nuevo Mundo”, la trufera más grande de la República Argentina, fue fundada en 2011, por un equipo conformado por emprendedores argentinos apasionados por la trufa negra.

¿Pero… qué es la Trufa Negra?

Se trata de un hongo que se caracteriza por la intensidad de su aroma especial, que crece subterráneamente hasta medio metro bajo tierra.

Forma parte de la especie conocida por el nombre “tuber melanosporum”, y se desarrolla vinculada  a las raíces de árboles como encinas, robles, y avellanos.

En nuestro país la cosecha comienza en junio y finaliza en setiembre, se acostumbra  a llevar a cabo con la asistencia de perros entrenados.

Cabe destacar que la vida útil de este alimento gourmet es de alrededor de diez días, de aquí que el almacenamiento resulte fundamental para preservarlo y mantener en óptimas condiciones sus propiedades, que son  muchas, por ejemplo: hierro, potasio, fósforo, calcio y azufre.

El envasado que se caracteriza por la deshidratación en frío, sugerida por el INTI,  demostró ser  una opción adecuada  que permite estabilizar la temperatura preservando las fortalezas propias del hongo fresco. A través del vacío parcial, y el papel absorbente en cajas refrigeradas, con registro y etiquetado nutricional.

Entre las recetas de “alta cocina” que se pueden realizar y degustar, sobresalen: el cordero confitado con polenta cremosa a la trufa, huevo coccote a la trufa, manzana caramelizada a la vainilla y trufa con crema inglesa a la trufa.

¡Buen Apetito!

Por TU BARRIO EN LA WEB

Related posts

Inicio de clases presenciales en la Ciudad

Nuevo Ciclo

Según el TSJ, la escuela pública solo es para los que no pueden pagar educación privada

Periodismo Real

Nuevo record de contagios: más de 1500 casos nuevos en un día

Barrios Vecinales